Saltar al contenido

Planta Suculenta Haworthia

imagen de planta haworthia

También conocidas como “Planta Cebra o Suculenta Cebra”, son plantas pequeñas, de 15 cm de altura promedio, son hermosas y hacen parte del género de plantas fanerógamas, emparentadas también con las Áloe Vera.

VARIEDADES DE HAWORTHIA

Son muchos las especies de Haworthias que existen y resultaría un gran trabajo dar a conocer cada una de ellas, así que hemos decidido traerte los tipos haworthia más llamativos y conocidos. A continuación lo mejor de las variedades haworthia.

Haworthia Pumila

Haworthia Cuspidata

Haworthia Reinwardtii

Haworthia Cymbiformis

Haworthia Cooperi

Haworthia Truncata

Haworthia Attenuata

Haworthia Fasciata

Características generales de las plantas Haworthias

Las hojas de la Haworthia son triangulares, carnosas, de distintos matices verdes, donde el que más predomina es el verde oscuro; sus hojas tienen manchas blancas que en la mayoría de los casos son en forma de líneas, crecen similar a una roseta y es lo que les da ese atractivo que las convierte en uno de los objetos más deseados de la jardinería.

Son plantas resistentes al igual que todas las crasas, y también débiles al exceso de agua. La suculenta Haworthia hace parte de la familia de las Xanthorrhoeaceae y proviene del sur de África. El nombre “Haworthia” fue dado por el botánico Adrian Hardy Haworth.

Haworthia cuidados

Principalmente para los cuidados de la haworthia hay que saber que no pueden ser expuestas a la luz solar directa del medio día.

La cantidad de luz solar que estas plantas carnosas necesitan no es tan grande, pueden ser colocadas o plantadas en sitios donde el aire fresco no falte, pero, con el cuidado de que el sol solo recurra por allí diariamente unas dos o tres horas, y estas sean: en la mañana o en la tarde.

Todos los tipos de Haworthia tienen la facultad de dar flores, pero estás son tan pequeñas y tan perjudiciales para ellas que la mejor opción es podarlas una vez estas hayan crecido, porque la planta empieza a perder minerales y componentes necesarios para su estabilidad natural.

El riego para la “Suculenta Cebra”es similar al del resto de las suculentas. Por ningún motivo el agua debe quedarse estancada en la maceta o en el sustrato donde ésta planta crasa resida. Estaría bien regarla en el verano una vez cada 22 días o una vez cada mes.

Algunas personas esperan a que el abono o el sustrato esté totalmente seco para volver a regarla, también es una buena forma de hacerlo, pero teniendo el conteo de los días es mucho más fácil y más cómodo. Se puede incorporar un producto sistémico al agua para evitar plagas y enfermedades en la planta.

Retirar la Haworthia de donde la temperatura sea demasiado baja o demasiado alta, pues esto puede afectar su crecimiento, el color de sus hojas y sobre todo, la buena función de nutrición de sus raíces. Eliminar las hojas secas para evitar pudrición.

Cultivo de la planta Haworthia

La Haworthia luego de crecer y de florecer, empieza a dar hijuelos, hijos o retoños; los cuales puedes obtener a través de un amigo, una tienda o un vecino, atraves de ellos puedes reproducir tu Planta Cebra. Por medio de semillas es otro de los modos por los que se puede acceder a ella.

El abono o el sustrato con la que se debe cultivar esta planta carnosa debe ser lo menos compacto posible, debe facilitar el drenaje del agua y contar con la presencia de un fertilizante para facilitar su crecimiento, aunque esto último no es totalmente necesario.

A continuación dejaremos un link donde se explica cómo preparar este tipo de tierra o sustrato para plantas suculentas haworthia por si deseas hacerlo tú mismo:

PLAGAS, ENFERMEDADES Y REMEDIOS DE LAS HAWORTIA

Las hojas toman un aspecto extraño, como si estuvieran cubiertas de telaraña o de pequeños pedazos de algodón, esto puede ser lo que se conoce como Cochinilla algodonosa.

La infección puede o no ser grave, pero sea o no lo sea, lo más conveniente es sacar la planta de la maceta o del lugar donde se encuentra y empezar a limpiarla desde la raíces hasta las hojas, se puede utilizar un copito con un tipo de alcohol que venden en las jardinerías especiales para estos casos.

Luego de eso, planta la Haworthia en otro lugar y empieza a regarle agua combinada con algún producto sistémico para evitar que esta enfermedad se dé nuevamente.

Las hojas pueden empalidecerse o dar la impresión de que se están secando, si este es el caso, hay que estar atento sobre si se está regando lo suficiente o si se está exponiendo demasiado a la luz solar.

Si por el contrario las hojas están tomando un color pardo y se están poniendo demasiado blandas, significa que la distancia está muy corta entre un riego y otro, debes tener cuidado y empezar a contar los 18 o 22 días entre un riego y otro, teniendo en cuenta que la planta Haworthia se encuentre en un lugar seco y despejado de serenos o exceso de luz solar.